Saltar al contenido principal

Proyecto “Vilcabamba -de iura fluminis et terrae” participa en la 23ra Bienal de Sidney

Quito, 15 de marzo de 2022

Tras el reconocimiento de los derechos del río Vilcabamba en el 2011, Rosa Jijón y Francesco Martone, beneficiarios del IFCI, se propusieron realizar una pieza musical desarrollada e interpretada con base en una partitura creada por un algoritmo informático, dando origen al proyecto “Vilcabamba -de iura fluminis et terrae”. El algoritmo se alimenta con datos sonoros recuperados in situ a lo largo del río, que interactúa con frecuencias generadas por la sonificación de coordenadas GPS de ríos con personería jurídica, o cuyos derechos se reconocen por tribunales de los Derechos de la Naturaleza.

En 2021, Rosa obtuvo el financiamiento de la línea de fomento “Investigación y Creación de Obras de Libre Creación” del primer llamado de la Convocatoria IFCI 2021, con lo que se pudo realizar esta musicalización. El proyecto, desarrollado junto a un grupo de trabajo de artistas, activistas y académicos de Australia, Europa, Estados Unidos y Ecuador, se encuentra presente en la 23ra Bienal de Sidney, un festival internacional de arte contemporáneo que se celebra cada dos años en Australia y que junto a las bienales de Venecia, São Paulo o el Documenta de Kassel, es uno de los más representativos del mundo.

Este trabajo se distribuye en tres partes, la primera es una instalación de video/audio con imágenes del río Vilcabamba y música elaborada por el compositor ecuatoriano Daniel Mancero. La segunda, es una landing page en la que convergen documentos, materiales, mapas y testimonios de activistas y líderes indígenas que actúa como soporte integral de la instalación. Y la tercera, es una serie de activaciones que contemplan la participación directa en eventos y talleres que se realizarán durante la Bienal.

Si deseas conocer más sobre este trabajo y el equipo de A4C-Artsforthecommons te invitamos a visitar la página www.voicesofrivers.net 

VOICES OF RIVERS_A4C.mp4 from Rosa Jijon on Vimeo.


Contexto

En el año 2008, empezaron los trabajos de ensanchamiento de la vía Vilcabamba-Quinara. Esta obra generó que se depositaran grandes cantidades de piedras y material de excavación sobre el río Vilcabamba, provocando que el caudal crezca y por consiguiente aumenten las inundaciones que afectaban a las poblaciones que vivían cerca de sus orillas.

Richard Frederick Wheeler y Eleanor Geer Huddle demandaron a la Corte Provincial de Loja el cumplimiento del artículo 71 de la Constitución del Ecuador, debido a que se atentó contra este Río y las poblaciones cercanas. La Corte falló a favor de la naturaleza y el Vilcabamba se convirtió en el primer afluente en obtener personería jurídica, reconociéndose así sus derechos.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *